¿Es seguro GMS?

Absolutamente. Con base en una extensa investigación y una larga historia de uso en todo el mundo, los científicos y expertos en salud han demostrado muchas veces que el GMS es seguro para el consumo. La FDA también considera que la adición de GMS a los alimentos es "generalmente reconocida como segura". Aunque muchas personas se identifican a sí mismas como sensibles al GMS, en un estudio tras otro en el que dichos individuos reciben GMS o un placebo, los científicos no han podido desencadenar reacciones consistes. Los organismos reguladores como la FDA tampoco han podido confirmar que el consumo de GMS causa alguno de los efectos reportados, como dolor de cabeza o náuseas.

Según la American Chemical Society (ACS), el glutamato en los alimentos es el mismo que el glutamato en el GMS. Existen varios tipos de glutamato, pero el cuerpo metaboliza el glutamato de la misma manera, sin importar de dónde provenga. Los humanos ingieren de 20 a 40 veces más glutamato de los alimentos que de los sazonadores.

El ASC afirma que, por estas razones, el glutamato monosódico es un producto seguro. El GMS no se considera un alérgeno y fue eliminado por la International Headache Society de su lista de factores causantes de dolores de cabeza en enero del 2018.

Obtenga los datos sobre el glutamato monosódico (GMS): Michelle Dudash, RDN