Hacer de la nutrición una prioridad durante la pandemia

Como resultado de la pandemia mundial, hay un impacto amplificado en la sobrenutrición y la desnutrición en diferentes regiones, dependiendo de factores como los mandatos de confinamiento y el acceso a los alimentos. Una dieta saludable es un aspecto clave de un sistema inmunológico saludable, y el Grupo Ajinomoto continúa ofreciendo productos e iniciativas que contribuyen a un estilo de vida saludable. Ana San Gabriel, Gerente General Adjunta del Departamento de Comunicaciones Globales, Grupo de Ciencias del Grupo Ajinomoto, brinda cuatro estrategias para ayudar a respaldar el bienestar general durante este tiempo.

1. Coma una dieta saludable

Disfrutar de una variedad de alimentos nutritivos y comidas bien balanceadas es la mejor manera de obtener todos los nutrientes que son importantes para el sistema inmunológico y la salud en general. Centrarse en frutas, verduras y ácidos grasos nutritivos de proteínas, como mariscos y legumbres, mientras se reduce la ingesta de sal y azúcares añadidos, puede ayudar a reducir la inflamación y apoyar la salud en general. La inflamación puede ser causada por varias cosas, ya sean músculos doloridos después de un ejercicio intenso, una enfermedad crónica o una enfermedad. La inflamación puede ser dañina para el cuerpo, pero las elecciones dietéticas nutritivas pueden ayudar a disminuir este impacto. [1] [2] Para inspirarte en comidas saludables, leer más aquí.

2. Obtenga un sueño adecuado y reparador

Mantener un patrón de sueño saludable es fundamental para la salud en general. Si bien es esencial dormir suficientes horas, la calidad del sueño también es importante. Dormir lo suficiente ayuda al cuerpo a defenderse mejor cuando se trata de infecciones y enfermedades. Mientras que la mala calidad del sueño puede estar asociada con un aumento de la inflamación e incluso con algunas enfermedades crónicas como la diabetes, la aterosclerosis y la neurodegeneración. [3] Una investigación del Grupo Ajinomoto ha demostrado que el aminoácido glicina, tomado antes de acostarse, ayuda al cuerpo a alcanzar el sueño profundo más rápidamente. Leer más aquí.

3 Hacer ejercicio regularmente

La actividad física y el movimiento siempre son importantes, pero especialmente durante tiempos de aislamiento social y una pandemia en curso. El ejercicio apoya el sistema inmunológico, la salud cognitiva y la salud de los músculos. No hacer suficiente ejercicio puede estar asociado con afecciones como diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, enfermedad de Alzheimer e incluso cáncer. [4] [5] Mantener la masa muscular mediante la actividad física y una ingesta óptima de proteínas es particularmente importante para los adultos mayores. Leer más aquí.

4. Reduce el estrés

Hay muchos factores que contribuyen al estrés, como las relaciones personales, situaciones laborales, problemas financieros, problemas sociales y más. Esto aumenta especialmente durante una pandemia. El cuidado personal es más importante que nunca para reducir el estrés y apoyar la salud mental y el bienestar general. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha compartido consejos sobre el cuidado personal, que incluyen comer comidas saludables y bien equilibradas [6]. Tomarse el tiempo para preparar una comida saludable para usted y su familia es solo una forma de ayudar a controlar el estrés. Para inspirarte en comidas saludables, haz clic aquí.

No existe una solución única para prevenir o tratar enfermedades. Sin embargo, estos son cuatro pasos importantes que se pueden tomar para apoyar el sistema inmunológico y el bienestar general, así como para ayudar a proteger a los demás.

Para saber más:

  1. Cavicchia PP, Steck SE, Hurley TG, et al. Un nuevo índice inflamatorio de la dieta predice cambios de intervalo en la proteína C reactiva de alta sensibilidad en suero. J Nutr. 2009; 139 (12): 2365‐2372. doi: 10.3945 / jn.109.114025

  2. Kanauchi M, Shibata M, Iwamura M. Un índice inflamatorio dietético novedoso que refleja el envejecimiento inflamatorio: nota técnica. Ann Med Surg (Lond). 2019; 47: 44‐46. Publicado el 2019 de septiembre de 27. doi: 10.1016 / j.amsu.2019.09.012

  3. Besedovsky L, Lange T, Haack M. La interferencia inmune al sueño en la salud y la enfermedad. Physiol Rev.2019; 99 (3): 1325‐1380. doi: 10.1152 / physrev.00010.2018

  4. Pedersen BK, Akerström TC, Nielsen AR, Fischer CP. Papel de las mioquinas en el ejercicio y el metabolismo. J Appl Physiol (1985). 2007; 103 (3): 1093‐1098. doi: 10.1152 / japplphysiol.00080.2007

  5. Pedersen BK. Músculos y sus mioquinas. J Exp Biol. 2011; 214 (Pt 2): 337‐346. doi: 10.1242 / jeb.048074

  6. Organización Mundial de la Salud, Oficina Regional para Asia Sudoriental. (2014). Autocuidado para la salud. Oficina Regional de la OMS para Asia Sudoriental. https://apps.who.int/iris/handle/10665/205887